Que necesito para: salir a pasear con el bebé

El bolso cambiador es uno de los grandes imprescindible del bebé desde el primer momento. Tan pronto como pasen los primeros días después del nacimiento, harás la primera salida con tu bebé, y no querrás que falte nada.

La verdad es no tienes que comprar un bolso cambiador, puedes usar cualquier bolso que tengas por casa, heredar alguno de alguna amiga o incluso tu bolso del día a día. Pero ¿sabes qué? los bolsos cambiadores especialmente hechos para este propósito, convencen por su práctico diseño interior con muchos compartimentos, accesorios y un atractivo exterior. Algunos fabricantes de cochecitos también ofrecen bolsos cambiadores para adaptarse a tu cochecito, que se ven muy elegantes combinados con el resto del textil. Lo que elijas será tu decisión.

Qué poner en el bolso cambiador

  • Un cambiador plegable y acolchado que se lave fácilmente. A veces ya viene incluido en el bolso.
  • Una muselina para que el culito del bebé no tenga que estar sobre el plástico frío cuando cambias el pañal. La muselina sirve para muchas cosas más: Tapar el bebé en el cochecito, taparlo cuando das el pecho…
  • Pañales en tamaño y cantidad apropiados, según la duración de la salida
  • Toallitas húmedas para limpieza, que también están disponibles en envases pequeños. Una crema para la dermatitis de pañal o talco en polvo no deben faltar si el bebé lo necesita.
  • Una muda; al menos un body adicional, por si se ha humedecido.
  • Una o dos “babitas”, especialmente para bebés lactantes y bebés que eructan.
  • Cuando tu bebé reciba leche de fórmula, necesitará un biberón y una botella termo para mantener el agua caliente durante un tiempo prolongado. Después, cuando el bebé ya no lo use, siempre podrás utilizarlo para tu café 😉
  • Si el bebé es más grande, también debería haber un vaso de agua, una cuchara y un babero. ¡Nunca se sabe donde habrá parada para una comida!
  • Además es útil: un chupete de repuesto y uno o dos juguetes pequeños, por ejemplo, mordedores. Si tu bebé tiene hermanos mayores, no te olvides de coger unos juguetes para ellos también. Puede ser por ejemplo un box de pintar, como la de Pintapum.

Si no deseas pasear con dos bolsos, el bolso cambiador debe ser suficientemente grande para que quepa tu billetera, llaves y móvil, preferiblemente en un compartimiento separado.

Lo mejor es volver a llenar tu bolso cambiador inmediatamente después de su uso, es decir, cuando vuelves de la salida. Porque si repones el bolso inmediatamente después de usarlo, entonces sigues teniendo en cuenta lo que falta actualmente en el bolso y puedes salir más rápido y con más calma la próxima vez, porque sabes que tienes todo contigo, lo que tu bebé necesita.

Un tip: si nunca usas el body de repuesto, no olvides revisar a menudo que aún le va bien de talla. Que no te pase que cuando lo necesites ¡le quede pequeño!

¿Quién ofrece bolsos cambiadores y a qué precio?

Si has decidido comprar un bolso cambiador debe considerar lo siguiente: en algún momento también habrá un día “después”. Por lo tanto, tiene sentido que optes por un bolso que te guste y ten en cuenta que quizás también tenga un precio más alto, pero también puede ser útil para el segundo hijo. O intenta comprar un bolso de pañales, que ofrece funcionalmente todo lo que se necesita, pero que no dure tanto y que tenga un precio más económico.

Y una tercera variante: compra un bolso que se puede usar después de estos años como una bolsa de deporte o de compras.

Los bolsos están disponibles en tela, cuero, plástico, bolso, mochila y todo tipo de colores.

En la shop de Luniska puedes encontrar bolsos para el cochecito para todo tipo de familias.

 

 

Share your thoughts

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.