Qué necesito para: bañar a mi bebé

¡Bañarse debe ser una alegría,

tanto para los bebés como para los padres!

Especialmente durante las primeras semanas después del nacimiento, los padres tienen muchas dudas sobre cómo bañar al bebé. Pero tranquil@, las preocupaciones de tener la temperatura del agua correcta para ayudar al bebé a disfrutar de la hora del baño se van minimizando a medida que se vuelve más rutinario. Para el primer baño, se puede buscar la ayuda de una comadrona. Alguien que pueda brindarte consejos útiles sobre el tema del baño de bebés y niños pequeños. También es un momento más relajado cuando cuentas con alguien más que te ayude, cómo estar los dos padres, la mano experta de una abuela o alguien que simplemente te apoye moralmente.

¿Y cuáles son los esenciales para ese momento?

  • Bañera

¿Bañera de bebé o cubo de baño? Muchos padres hacen esta pregunta durante sus preparativos poco antes del nacimiento. Las opiniones de comadronas y pediatras a menudo divergen. Dependiendo del tamaño, ¡incluso los lavabos se pueden usar como bañeras para bebés! Simplemente decide algo que sea cómodo para ti y confortable para el bebé. Al final es tan importante cómo y dónde se baña al bebé, pero sí es vital el aspecto de seguridad. De modo que los bebés y niños pequeños nunca deben quedarse solos en el agua. Sólo unos segundos pueden provocar graves accidentes.La experiencia te da pequeñas lecciones, por ejemplo: al bañarse, asegúrate de que el bebé no puede accionar accidentalmente la palanca del agua y que el agua caliente provoque quemaduras. ¿Un truco? Mejor cambiar a agua fría al final de la toma de agua.

  • Jabón y/o champú

En los recién nacidos, puedes prescindir completamente del jabón y el champú, basta con lavar a fondo con agua pura. Una parte importante es cuidar la delicada piel después del baño con aceite de bebé, por ejemplo. Si decides usar jabón, o esperas a que crezca un poco para hacerlo, debes saber que hay la opción de usar dos productos o bien que un solo gel sirva para cuerpo y cabello. La piel del bebé es cinco veces más delgada que la piel de los adultos, por lo que deberás usar un producto suave que no sea perfumado, que no dañe los ojos y que sea adecuado para la delicada piel del bebé.

  • Toallitas y toallas

Una toallita normal y una toalla de baño normal pueden ser suficientes. Pero hay toallas y capas de baño especialmente diseñadas para niños que facilitan la labor de los padres. Las capas de baño nos dan la opción de que el bebé quede con la cabecita también tapada. Además, encontrarás variedad de estampados divertidos y dulces.

  • Termómetro

Al principio no es fácil encontrar la temperatura del agua para que no esté demasiado caliente ni demasiado fría. Un aliado indispensable, al menos mientras su bebé aún es pequeño, es el termómetro de baño. La temperatura óptima para el bebé son 35 grados.

  • Juguetes

¡Comienza la diversión de bañarse! El viejo pato sigue siendo un fiel amigo de la bañera, pero ahora existe una gran selección de tazas con agujeros, pequeñas embarcaciones, chorros, etc. Compra juguetes de baño que satisfagan las necesidades de experimentación del bebé y asegúrate de que no contengan piezas pequeñas que tu bebé pueda tragar. No es necesario comprar juguetes especiales, hay clásicos que los bebés aman: recipientes que el bebé llena con agua y vacía nuevamente o tazas con pequeños agujeros en la parte inferior para simular una pequeña ducha de lluvia en la bañera.

No sabes dónde encontrar alguno de estos artículos? Te recomendamos visitar nuestra sección dedicada al baño.

Share your thoughts

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.